sábado, 27 de diciembre de 2014

Un amor que nunca se acaba y que nadie te puede quitar

La vida puede estar llena de tormentas, pero incluso en esas tormentas, en los momentos más oscuros, uno nunca está solo.
El amor es el poder más grande de la tierra, en el mundo hay amor suficiente para todos, lo único que hay que hacer es compartirlo.
¿Y SI EL AMOR DE DIOS FUERA COMO EL SOL, CONSTANTE E INALTERABLE? ¿Y SI UN DÍA AL DESPERTAR TE DIERAS CUENTA DE QUE NO TE LO PUEDEN QUITAR?